3 comentarios

El Sr. Mendenhall

Su mirada es brillante, así como su tierna expresión y paciencia para esperar su turno y hacer check in. El Sr. Mendenhall es un hombre alto y delgado, su tez es blanca al igual que su cabello fino y escaso, siempre viste una camisa fresca de colores claros, adivino que en su juventud era muy apuesto. Si alguien no lo conoce en el hotel es porque es nuevo colaborando en Lucerna, todos, todos ahí lo hemos visto más de una vez, y es que sin falta cada jueves se presenta a media mañana con sus brazos cruzados por enfrente para recibir la llave de su habitación. Un día le solicité su identificación, muy confundido me la mostró, después me enteré que tienen varias copias de este documento en archivo para no molestarlo con este requerimiento, yo era nueva en el área y solo cumplía con un procedimiento. Al transcurrir de las semanas sin falta cada jueves lo veía en fila, me decía a mi misma, “hoy es jueves, el Sr. Mendenhall ya está aquí,” y sí, efectivamente, el Sr. Mendenhall se cita cada jueves con una mujer, ella es mucho más joven que él, es mexicana y andará en sus middle 50’s, él en sus lates 70’s, pienso que es viudo, cruza la frontera cada semana para encontrarse con ella, camina lento pero firme, como que amó tanto a su esposa que después de superar un poco la pérdida se permite consentir al corazón y encuentra a esta buena mujer que le alegra la semana y el alma -no me pregunten cómo fué, ¡yo también muero de ganas por conocer la historia!- Ella llega más tarde durante ese jueves para encontrarse con el, comen y cenan juntos, imagino que platican mil cosas en su cita del jueves, ella no habla muy bien el ingles, sin embargo en el amor muy poco se necesita jajaja. El es todo un caballero americano lleno de ilusión por verla y estar cerca de ella, tiene la emoción de un adolescente, jamás falta a la cita del jueves, un día lo vi parado haciendo fila y me dije “rayos, qué pronto pasa la semana ya es jueves el Sr. Mendenhall está aquí” cuando lo atendí se lo dije, sonrió tan amablemente y me dijo “Vine antes, todavía no es jueves“ Tan educado y discreto, hubiera querido que me contara a detalle la razón de su visita antes del jueves, pero desafortunadamente -para mi que soy escritora- en ese trabajo casi siempre estamos muy ocupados….un día llegaremos a esa edad donde sólo recordemos lo que tanto nos afanaba, nuestros problemas presentes ya serán historia, y por lo que de mi queda tendré el tiempo del mundo para escribir tantas historias que llevo dentro, así como la del Sr. Mendenhall.

Por cierto, el próximo jueves le diré que escribí sobre el, ya quiero ver su expresión, ¿le gustará la idea? Creo que abrirá sus grandes y expresivos ojos azules y me regalará una sonrisa. Ya les cuento….

3 comentarios el “El Sr. Mendenhall

  1. Hola Oscar , si, ya quiero ver si cara cuando le cuente , gracias por pasar por aquí , besos!

    Le gusta a 1 persona

  2. Muy bonita historia, seguro que le habrá encantado que escribas de él con la ternura que lo has hecho. Ya nos lo cuentas. Besitos, Flor

    Le gusta a 1 persona

  3. Capullo, una historia simple, cálida, coloquial, humana, contada desde la perspectiva de una mujer sentimental.

    Yo la viví de otra manera, una relación programada y nada espontánea propia de un sajón.

    Tienen la gracia de saborear un caramelo de madera.

    Cariños.

    ¨rubenardosain.wordpress.com¨

    Le gusta a 1 persona

Tus comentarios son bienvenidos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: